martes, 11 de enero de 2011

CIERRA LOS OJOS

me despierto agitada, soñé de nuevo y no pude contener un grito que se me escapo en medio de la noche, hace ya mas de 13 años que mis padres murieron en un incendio, no recuerdo nada de esa noche trágica, solo se que la familia Macallister me encontró a unos metros de mi casa, según comentan estaba dormida y llevaba mi pijama;  al parecer no tenia ni idea de lo que ocurría en ese momento.

después de la muerte de mi familia fui llevada a vivir con mis tíos, quienes resultaron ser muy cariñosos y desde luego fui feliz, desde hace dos semanas  cada noche tengo el mismo sueño, que me despierta  en medio de la noche con el cuerpo lavado en sudor y un presentimiento de que alguien me vigila.

me levante muy temprano, me bañe y me vestí de la misma forma de siempre, unos vaqueros negros ajustados una camiseta blanca y unas zapatillas negras. al bajar a la cocina me di cuenta que ya mis tíos estaban desayunando, me senté en la mesa y el olor que vagaba por la cocina me hizo dar ganas de comer, después de ese horrible sueño siempre me levanto con mucha hambre, pero mi tía rompió el silencio con esas palabras que brotan de ella tan inocentemente y puedan dañar un perfecto día.

- he escuchado de nuevo tus gritos, ¿quieres hablar de esos "sueños"?- pregunto la tía rosalie, lo cual me puso furiosa y no pude disimular la ira que me daba que ella pensara que yo tenia algún problema  sicológico, después de que le contara la primera vez acerca de que sentía que alguien me vigilaba.

-oh en realidad vi una araña y no pude contener los gritos- mentí, si se que es malo mentir acerca de algo que me preocupa, pero no quiero que piensen que tengo algún problema sicológico.

desayune lo mas rápido que pude, y me despedi  con un beso, muy feliz de salir, aunque algo preocupada, hoy resultaba ser mi primer día de universidad, ya pensaba que no quería sufrir de una broma por ser primípara.

Al llegar a la universidad, lo primero que note fue la cantidad de gente que había. depuse de entrar y ver los verdes campos, los arboles y los edificios mis temores desaparecieron; estaba en el sitio perfecto. al llegar al salón de clase me sentía un poco rara. de repente una voz me saco de mis pensamientos profundos.

-¿oye, ese asiento esta ocupado?- pregunto una voz cálida y gruesa, al ver quede impresionada por que resultaba ser mi guapo,  era alto y rubio, sus ojos azules me hicieron perder y no pude responder nada. el se sentó a mi lado.

- mi nombre es José - dijo.

- mi nombre es angie- respondi torpemente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario