domingo, 11 de noviembre de 2012

Cambios y Mudanzas

Por primera vez en mucho tiempo vuelvo a sentir el cálido aliento del clima en mi cuerpo, octubre fue un mes lluvioso y frió pero noviembre ha comenzado de manera caluroso; para mi familia también ha sido una época de cambios porque hace algunos días nos mudamos. 

Comencé empacando mis libros en cajas como lo dije en una entrada hace algunas semanas, la emoción del cambio y de las nuevas experiencias me desbordó, imaginé que al igual que en las películas americanas todo iba a transcurrir de manera tranquila.

El jueves, una fecha para no olvidar, me levanté temprano y fui a estudiar, por desgracia, no hubo clase en todo el día ya que a la clase de la mañana llegue muy tarde, no pienso justificarme pero el transito de Bogota es aterrador, la movilización para tantas personas es una cuestión de supervivencia: "La ley del mas apto"

En la noche cuando íbamos mis compañeros y yo  a  clase, el profesor nos llamó para darnos las notas por lo que salí dos horas mas temprano de lo normal. Ese día recorrí la universidad y me encontré con un amigo muy querido al que llamaré Zero, estuve hablando con el un rato y por ultimo me devolví a casa.

   
Mi sorpresa fue que habían comenzado a hacer la mudanza esa misma noche, y al ver las cosas en un caos total no pude menos que empezar a ayudar, esa noche terminé acostándome a medianoche. 

Hoy me he despertado mirando hacia el techo, la luz envolvía la habitación, me desperté de manera tranquila y con el calor envolviendo la habitación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario