viernes, 29 de junio de 2012

SUEÑO

Después de un largo día, me dirigí emocionado a mi cuarto, me preparaba para dormir pero mi corazón agitado sabia que vendrías. 
buscaba el traje adecuado, de improvisto llegabas a mi habitación, tocabas la puerta, a tu manera tan inusual, con esa voz que me inspira calma y tranquiliza, preguntabas si podías pasar, como si pudiera negarme a ti, no era necesario preguntar , sabias la respuesta, claro que lo sabias.
Yo, me acostaba tratando de ver tu rostro de ángel, con tus lindos ojos verdes y ese cabello negro, con tu piel blanca como el marfil y con esa sonrisa que me llevaba al cielo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario